Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 1 mensaje ] 
Autor Mensaje
 Asunto: La teoría de las subculturas de Cohen
NotaPublicado: 24 Jun 2010 22:56 
Desconectado
Administrador
Avatar de Usuario

Registrado: 24 May 2010 23:26
Mensajes: 630
Localidad: Castro Urdiales
Estudios: Criminología
Cohen estudió en la Universidad de Harvard, se especializó posteriormente en la rama criminológica bajo la guía de Edwin H. Sutherland y fue director de orientación del Indiana State Institution for Juvenile Delinquents en la década de 1950.

En 1955 publica “Delinquent Boys”, obra que sienta un jalón importante en el terreno de la teorización sobre el tema de la delincuencia de menores, en Estados Unidos. La frustración de status del adolescente varón de clase trabajadora.

Para una mejor exposición conviene dividir la explicación en dos fases: La primera de ellas está referida a la aparición del problema o conflicto, que en el epígrafe es designada como frustración de status, mientras la segunda alude a las distintas formas de su solución.

En cuanto a la primera fase, nos preguntamos: ¿Cuál es, entonces, el proceso de surgimiento de dichas subculturas, de acuerdo con las modalidades de la sociedad norteamericana, y cómo se concreta su peculiar contenido? Ni la transmisión cultural, que se verifica a través de la asociación diferencial, ni las características psicogénicas, consideradas cada una de ellas por separado, pueden resolver esas cuestiones.

Únicamente la fusión de ambas cosas en un proceso causal unitario logra hacerlo. En efecto, hay un momento en que se encuentran cierto número de menores, aquejados por similares problemas de personalidad y adaptación a su medio social habitual, sin lograr allí resolverlos. ¿En qué consisten esos problemas? Son muchachos de clase trabajadora que se ven presionados por los adultos de su entorno -padres, maestros, sacerdotes, directores de centros de recreación, etc.- para que se acomoden a los patrones de conducta de clase media, tales como responsabilidad individual, hábitos y aptitudes escolares y económicas, buenos modales, disciplina y otros.

Dichos jóvenes, sin embargo, han sido socializados en los valores y hábitos de la clase trabajadora que son muy diferentes, razón por la cual muestran una gran inhabilidad para desempeñar los roles prescriptos por sus mayores y fracasan. Tal situación les crea una gran desventaja para competir con sus coetáneos de clase media, y los condena a perder el status social y la autoestima.

Por un lado, son despreciados por el grupo de referencia de clase media, cuyas pautas en gran medida han interiorizado, y, por otro, ellos mismos se sienten inferiores. Este conflicto común a los muchachos de clase baja es designado por Cohen con la expresión frustración de status del adolescente de clase trabajadora.

Las tres opciones del joven de clase trabajadora

La segunda fase alude a la solución del problema o conflicto. Los jóvenes citados encaran tres salidas alternativas o modos de adaptación ante la frustración de status:

• El College Boy, [conformismo en nuestro manual] es decir, es el joven que se dedica a estudiar y, gracias a la estimulación y ayuda recibida de los adultos y a su propio talento y esfuerzo, logra triunfar en la concreción de los valores de clase media, pero al costo de rechazar los de su propia clase.

• El Corner Boy [acomodación en nuestro manual] o muchacho integrante de la barra de la esquina, quien renuncia a los objetivos de clase media y opta por seguir adhiriendo al estilo de vida de la clase baja, y, con el tiempo, llega a ocupar un status adulto en grupos de ese estrato social, con lo cual se gana la estima de sus congéneres.

• El Delinquent Boy [delincuente en nuestro manual] , esto es, el muchacho delincuente que se declara en abierta y total rebeldía contra la cultura de clase media, dominante en su sociedad, y de la cual se siente víctima, ya que la percibe como la fuente de su profunda frustración. Así, a la par que rechaza el complejo de valores de clase media, crea y adhiere a una alternativa contracultural que se opone punto por punto a esos valores. De ello resulta una subcultura calificada por Cohen de maliciosa, no utilitaria y negativa.

Este es precisamente el particular ámbito social y el peculiar marco perceptivo, emocional y motivacional, que contienen, impulsan, confieren status y sostienen a esos adolescentes rebeldes de clase trabajadora. Su conducta es, entonces, típicamente agresiva y destructiva respecto a todo lo que aparenta ser de clase media.

José R. Turiano. Profesor de Antropología social y cultural aplicada (Universidad J.F. Kennedy).


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 1 mensaje ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com